Salir a la montaña es una actividad reconfortante y revitalizante. Estar en medio de un valle rodeado de árboles, contemplar el paisaje desde lo alto de un cerro o simplemente escuchar el sonido del río son gustos que todos deberíamos darnos de vez en cuando.

Quizá no recuerdes la última vez que te fuiste de ruta de senderismo, pero seguro que dijiste frases como  “esto hay que hacerlo más seguido”, “cómo es que estando a menos de 1 hora de casa no vengo nunca” o “qué bien sienta alejarse del caos de la ciudad” . Luego el día a día no te permitió planificarte y lo fuiste dejando en el olvido.

Hoy queremos recordarte los motivos por lo que debes volver, o continuar haciéndolo si es que ya lo haces, aunque, en este caso, seguro que no te hace falta. Hacer senderismo es una actividad que nos pone en forma, mejorando nuestra capacidad cardiovascular y combatiendo el sedentarismo. Caminar por diferentes terrenos, ya sea con mayor o menor desnivel , hará que las piernas se tonifiquen y sean más fuertes, permitiendo superar nuevos retos en cada salida.

Estas cualidades físicas mejorarán nuestra autoestima, sintiéndonos mentalmente mejor preparados para afrontar diferentes desafíos y facilitando también la sociabilización con las demás personas que comparten ruta, ya sean del mismo grupo o de otros. Es habitual saludarnos con los senderistas que nos cruzamos en nuestro camino, aunque no los conozcamos, demostrando así camaradería y solidaridad entre todos. Estar seguro de uno mismo y disfrutar de la actividad harán que estas acciones sean naturales y permitirán compartir experiencias agradables con otros caminantes. Así como también la posibilidad de poner en común rutas y senderos que enriquecerán tu salidas a la montaña.

Todo esto, sumado al hecho de hacerlo en plena naturaleza, respirando aire puro y alejado de la ciudad hacen que esta actividad sea una gran opción a la hora de planear el fin de semana. Además , seguramente aprenderemos algo nuevo acerca de la flora y fauna del lugar que visitemos.

 

Qué necesitas

Ahora bien, antes de salir a la montaña es muy importante tener en cuenta el calzado y la ropa a utilizar. En el primer caso asegúrate de que sean botas o zapatillas de montaña, es decir, que tengan una suela preparada para zonas rocosas, con un material que agarre bien, mejorando así la adherencia y seguridad en la pisada. Y aquí un consejo: no deben ser las más caras ni las más chulas de la tienda. Tienen que ser las que mejor te vayan a ti, por lo que debes probarlas unos días antes de echarte a andar, que luego la ruta es larga. Y si te las prestan, hazlo igual. Pruébalas también y no esperes al sábado para ponértelas. Tus pies te lo agradecerán y evitarás ampollas y dolores innecesarios.

En cuanto a la ropa, debe ser funcional para la actividad. Lo ideal es que todo sea específico de trekking, ya que te ofrecerá transpirabilidad y confort, teniendo en cuenta que el clima puede cambiar y debes estar preparado tanto para abrigarte como para quitarte capas con el fin de evitar una sudoración excesiva. En este sentido, recomendamos unos buenos calcetines, un pantalón cómodo y resistente, una camiseta técnica que permita expulsar el sudor, un forro polar y una chaqueta o cortavientos. Muy importante es también la protección de la piel y la cabeza. Por eso siempre será recomendable tener un gorro a mano y crema solar.

Los últimos aspectos a tener en cuenta para salir de ruta son el avituallamiento y la comunicación. Ambos son muy importantes, ya que nunca se sabe si la ruta se va a alargar más de la cuenta. Siempre debes llevar agua y algo de comer, con el fin de recuperar energía en los momentos necesarios y poder continuar disfrutando de la salida. Y en cuanto a la comunicación no olvides recargar el móvil y asegurarte que te dure la batería todo el camino. Ante cualquier imprevisto es clave poder avisar a tiempo.

Y para ir terminando, y esperando haberte transmitido ganas de ir a la montaña, te contamos que Inacua cuenta con Clubs Outdoor en su centros, donde se organizan salidas de senderismo de forma mensual o trimestral, de las cuales puedes disfrutar con amigos, familiares y compañeros de entrenamiento. Qué mejor que aprovechar ese esfuerzo que haces en tu clase de ciclo, zumba, body pump o gap, para sentirte fuerte y comerte la montaña.

Consulta el calendario de tu centro y anímate en la próxima salida.

Te esperamos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a lo indicado en la Política de Privacidad y Cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.

ACEPTAR
Aviso de cookies