Paddle tennis serve

La mayoría de nosotros, cuando empezamos una actividad deportiva nueva, tendemos a ser autodidactas, a “probar” por nuestra cuenta, a aprender de lo que vemos, de lo que nos dicen nuestros conocidos, a guiarnos por nuestro instinto o bien por conocimientos adquiridos previamente.

El aspecto negativo de esta “autoformación” consiste en que no disponemos de juicios de valor reales que nos indiquen si lo que estamos haciendo es correcto, nos está provocando (inconscientemente) “vicios”, los cuales son muy difíciles de corregir en el futuro o, lo que es peor, desconocemos si puede ser lesivo y obligarnos en un corto periodo de tiempo a tener que abandonar la actividad.

En el mundo del pádel, al igual que en el resto de modalidades deportivas, hay una serie de conocimientos que difícilmente desarrollaremos si no adquirimos algunas nociones básicas.

Los principios fundamentales de este deporte se aprenden y se aplican mediante específicas clases de pádel , impartidas siempre por profesionales titulados como los que forman parte de Inacua Centro de la Raqueta (Málaga), Inacua Huétor Vega (Granada) e Inacua Antonio Prieto (Granada).

Antes de conocer diferentes aspectos relevantes sobre las clases, conviene preguntarse ¿A qué se debe el gran éxito de la práctica del pádel en los últimos años? Principalmente hay que destacar que se trata de un deporte muy dinámico y divertido gracias a la presencia de las paredes; además es apto para todas las edades, sencillo de comenzar a practicar y, sobre todo, el principal motivo que lo ha llevado al éxito entre la población es su gran papel socializador , ya que “jugar al pádel” implica la presencia de cuatro jugadores.

¿Cómo es un profesor de pádel?

El aspecto principal que define a un buen profesional, al margen de sus conocimientos, es el compromiso y la implicación con el alumnado. Una persona que motiva a su gente, transmite confianza, se preocupa por el cliente adaptándose a sus necesidades y posibilidades y saca el mayor rendimiento posible de sus cualidades es un gran instructor.

El buen profesor de pádel nos guiará y orientará en la realización de cada uno de los golpes buscando, no solo la eficiencia en el golpeo, sino también que cada uno de nuestros movimientos se realice con total seguridad evitando posibles lesiones posteriores. Un buen profesor no solo te dice qué y cómo tienes que realizar cada acción. Detecta dónde está el error y busca todas las alternativas posibles para corregirlo, siendo claro y preciso en sus explicaciones.

¿Qué tipo de clase puedo encontrar?

A la hora de dar el paso e inscribirnos en una escuela de pádel en Inacua, podemos elegir entre diferentes modalidades: desde pequeños grupos de 2, 3 ó 4 personas a sesiones particulares. Todos los grupos se organizan por niveles: iniciación, perfeccionamiento, avanzado o competición.

El profesional, una vez realizada una prueba de nivel o valoración inicial, nos informará sobre qué tipo de grupo es el que mejor se adapta a nuestros conocimientos y expectativas.

¿Es una actividad para niños o solo destinada a adultos?

Como ya hemos comentado, al ser una modalidad deportiva cuya práctica es sencilla, el pádel cuenta con un alto grado de aceptación, estando recomendada para niños y niñas a partir de los 4-5 años (Mini-pádel o pre-pádel) en adelante y sea cual sea su nivel de destreza o condición física.

En Inacua contamos con numerosos testimonios de jóvenes que nunca practicaron deporte pero que, sin embargo, la práctica del pádel ha sido la actividad que les ha animado a realizar ejercicio físico de forma habitual, aunándose al carácter socializador de la misma.

Todas las clases se estructuran de una forma dinámica y divertida, combinando habilidades, aspectos técnicos y juegos de forma que los más pequeños de la casa conciban la práctica del pádel como un tiempo de ocio y disfrute  por encima del rendimiento o la competición.

¿Una clase de pádel es solo golpear bolas?

Aprender a jugar al pádel o cualquier otra actividad de raqueta no se limita tan solo al golpeo de una bola tras otra, cuya importancia es esencial para poder conseguir la técnica correcta de golpeo, sino que nuestro profesor nos ayudará y guiará para desarrollar una serie de condicionantes inherentes a esta práctica deportiva como son:

  • La lectura de la trayectoria de la bola ya sea con o sin paredes;
  • El conocimiento de las situaciones tácticas de juego en función de dónde se encuentra la bola y los jugadores rivales;
  • Distintos aspectos reglamentarios fundamentales y, por supuesto, el desarrollo de una serie de aspectos de carácter psicológico de vital importancia, como pueden ser: la concentración, la comunicación con el compañero, el esfuerzo, la constancia, la motivación continua, etc.

¿La actividad finaliza cuando concluye la clase?

Al entrar en contacto con cualquier escuela de pádel, ya sea en Inacua Centro de la Raqueta (Málaga), Inacua Huétor Vega (Granada) o Inacua Antonio Prieto (Granada), además de formar parte de un grupo adaptado al nivel y expectativas del alumno, los profesores organizarán partidos-clase, grupos de juego estructurados por niveles y eventos en los que, al margen de seguir aprendiendo, tendremos la posibilidad de conocer nuevos jugadores/as con los que seguir divirtiéndonos en nuestro tiempo libre.

Es ahí, en los partidos, donde realmente conseguiremos poner en práctica lo aprendido, percibir distintos aspectos sobre la dinámica del juego que nos puede costar más entender en una clase, ya que en ésta se trabaja de una forma más “artificial”, seguir progresando y, sobre todo, seguir mejorando la condición física y, a su vez, nuestra calidad de vida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a lo indicado en la Política de Privacidad y Cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.