old wooden pier on the sea in sunset

El verano apura sus últimos días. Septiembre ya está aquí y trae consigo las rutinas que durante los meses estivales hemos dejado un poco apartadas.

Más horas de sol, la buena temperatura, la playa, las fiestas o los viajes de vacaciones hacen que nuestro ejercicio brille por su ausencia y las comidas seas más que abundantes. En muchas ocasiones los resultados de todo el esfuerzo realizado para ponernos en forma durante la “operación bikini” se evaporan durante el verano y no nos queda más remedio que volver a empezar.

Los excesos con las grasas y fritos unidos a las comidas y parrilladas con amigos o familiares, los helados y las refrescantes bebidas gaseosos hacen que nuestra dieta se desequilibre y que ganemos peso prácticamente sin darnos cuenta.

Unos kilos de más que ahora que el verano se acaba, queremos eliminar lo antes posible.

Pero, ¿cómo recupero mi forma física óptima después del verano?

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que con una combinación de dieta sana y ejercicio físico puedes llegar a alcanzar tus objetivos y  que todo proceso de puesta en forma requiere tiempo, esfuerzo y paciencia. Factores no compatibles con las famosas “dietas milagro”, esas guías nutricionales que nos prometen una pérdida de peso fugaz con un esfuerzo mínimo y sin peligros para la salud.

Algunos tipos de estas dietas se basan exclusivamente en un determinado alimento, eliminando de nuestra alimentación cualquier hidrato de carbono, proteína, grasa, y vitamina. Otras abren más el abanico de posibilidades pero se tienen que complementar con diferentes tipos de productos dietéticos. Además, suelen estar respaldadas por “expertos nutricionistas” y en muchos casos cuentan con una larga lista de testimonios de personas que la han probado y relatan sus beneficios.

Haz caso omiso de este tipo de dietas milagro, ya que pueden ser muy perjudiciales para tu salud. Si quieres una dieta sana y equilibrada para perder peso, lo mejor es que acudas a tu médico o a un especialista que te aconsejará de forma responsable.

Organización y mentalización. Dos factores muy importantes.

Si nuestro objetivo reside en ponernos en forma tras las vacaciones de verano, lo primero que tenemos que hacer es decantarnos por el tipo de ejercicio que queremos hacer y después, organizar nuestros horarios para seguir una rutina semanal y constante.

En nuestros centros Inacua te ofrecemos una gran oferta de actividades para que elijas la que más te guste o la que más de adapte a ti y a tus necesidades.

Deportes en la piscina como el aquagym o aquastrech donde podrás mejorar la tonificación muscular o la movilidad y flexibilidad. También ofrecemos en algunos de nuestros gimnasios pádel y tenis dentro de la oferta de actividades con raqueta. Además de numerosos y variados ejercicios relacionados con el fitness para que puedas ponerte en forma de muchas maneras. Dentro de nuestra sección fitness puedes encontrar actividades como el Cross Inacua, la zumba, el body pump o el yoga.

En Inacua también podrás practicar deportes al aire libre, actividades dedicadas para niños y artes marciales como el judo, karate o kickboxing.

Entrenamiento progresivo: sin prisa pero sin pausa.

Si llevas tiempo sin hacer actividad física y has cogido unos kilos demás, no intentes bajarlos de golpe. Lo ideal es ir haciendo un entrenamiento progresivo y aumentar la intensidad de los ejercicios a medida que pasa el tiempo y mejoramos nuestra forma física. Esto unido a una vida sana y equilibrada hará que tus resultados sean más satisfactorios.

Hacer grandes esfuerzos desde el inicio no tendrá más que malas consecuencias para nuestro cuerpo. Consecuencias, por ejemplo, en forma de lesiones que nos pueden hacer parar durante un tiempo y cortar la progresión.

Problemas que pueden surgir: la pereza.

Una vez nos hemos mentalizado y organizado hay que ponerse en marcha. Y los primeros días de ejercicio después de un parón de inactividad pueden resultar perezosos.

Lo ideal para combatir la vagancia puede ser que te animes a ir al gimnasio o a realizar tu actividad deportiva favorita acompañado de tus amigos o de tu pareja. Es un truco que puede funcionar porque os podéis apoyar los unos en los otros y además, hará el ejercicio mucho más ameno y entretenido.

Si no encuentras a nadie que pueda ir hacer deporte contigo, otra opción que puede ser de ayuda para evadirte de la pereza son las actividades en grupo.

Dentro de la oferta de los centros Inacua, puedes encontrar numerosas actividades para realizar al lado de más personas. Los ejercicios de fitness encuadrados en coreografías, como puede ser el bodyattack, el bodycombat u otras que trabajan cuerpo y mente como el taichí o el pilates, te harán olvidar la vagancia y animarte para ir al gimnasio.

Deportes al aire libre como el ciclismo o el running también ayudan a que los comienzos tras el parón sean menos duros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a lo indicado en la Política de Privacidad y Cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.