Seguramente hayas escuchado este término pero no sepas bien a qué se refiere. A continuación verás de qué se trata y los beneficios que obtendrás si lo incluyes en tu plan de entrenamiento.

En primer lugar HIIT viene de High Intensity Interval Training, o Entrenamiento de Intervalos a Alta Intensidad, el cual basa su método en la práctica de actividad física alternando momentos cortos de ejercicio anaeróbico intenso , en los que se busca elevar la frecuencia cardíaca, con períodos menos intensos de bajada de pulsaciones y recuperaciones parciales e incompletas antes volver a comenzar con los ejercicios más exigentes.

Hoy en día están muy de moda y seguro que verás en tu centro deportivo mucha gente realizando este tipo de entrenamientos, ya sea de forma individual o en grupo, guiados por un instructor. Si aún no te has decidido, lee esto y te convencerás:

Beneficios del entrenamiento HIIT

 

  • Mejora de la capacidad aeróbica y anaeróbica, aumentando la resistencia. Tardarás más tiempo en sentir el cansancio soportando así mayor intensidad en el ejercicio.

 

  • Aumenta el tono muscular. Perderás grasa pero no músculo, acompañando siempre el entrenamiento de una dieta adecuada.

 

  • Adecuado para personas que sufren diabetes, ya que ayuda a aumentar el consumo de glucosa y mejora la sensibilidad a la insulina.

 

  • Menos tiempo para mejores resultados. Con 20 o 30 minutos de HIIT tres veces por semana conseguirás estar más fuerte y aumentar tu metabolismo. En pocas semanas empezarás a ver los resultados.

 

  • Variedad de ejercicios y actividades. Puedes combinar diferentes ejercicios funcionales, de fuerza o de potencia, con entrenamientos de carrera, bici o natación.

 

  • Aumenta la autoestima, viéndote capaz de realizar entrenamientos intensos que antes te parecían imposibles.

 

  • Mayor sociabilización y sentido de pertenencia, ya que puedes hacerlo en grupo motivándote con amigos y compañeros.

 

Hay rutinas para principiantes, así como para personas con mejor forma física. Lo importante es empezar poco a poco, tener constancia y, sobre todo, estar mentalizado de que hay que entrenar duro y agotar las fuerzas para conseguir los objetivos.

Antes de finalizar es importante destacar que, al ser una actividad muy intensa, no está recomendada para personas que estén realizando una dieta hipocalórica, ya que pueden sufrir mareos por la falta de glucógeno. Así como tampoco es recomendable para personas con enfermedades cardíacas o cardiovasculares, debido a los problemas que puede ocasionar el incremento de la presión sanguínea.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a lo indicado en la Política de Privacidad y Cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.

ACEPTAR
Aviso de cookies