Comienza el mes de diciembre y seguro que ya tienes tu agenda completa: comidas de empresa, cenas con amigos, encuentros familiares, celebración de Navidad, Nochevieja y Reyes, más alguna escapada que seguramente harás aprovechando los puentes. Con tantos eventos lo normal sería dejar de lado algunos hábitos diarios por falta de tiempo y, lamentablemente, uno de los primeros que tenemos en esa lista es la saludable rutina de entrenar. Claro, como en este mes vas a comer seguramente un poco de más, piensas que lo de entrenar mejor dejarlo para después de Reyes..

Desde Inacua queremos decirte que esto no debe ser así, que no te engañes. Nosotros te ayudaremos a mantener la forma con algunos consejos simples de llevar a cabo. Como bien sabes, el ejercicio libera endorfinas y mejora el humor y la autoestima, por lo que toda esa mala conciencia típica que nos da después de estas fechas no aparecerá. Con esto no queremos decirte que debes privarte de comer lo que te apetezca. Son fechas señaladas en las que es normal que la dieta sea más relajada, pero no por ello debemos caer en el descontrol total.

Quitando los días de celebración, seguro que puedes seguir manteniendo una dieta equilibrada el resto de la semana, priorizando las verduras sobre los embutidos, los platos al horno o cocidos en lugar de las frituras o las frutas en lugar de esos postres tan calóricos, y tan ricos, lo sé.  De igual forma que es importante lo que comemos es cuándo lo hacemos. Mantener el buen hábito de realizar 5 comidas diarias nos permitirá llegar al almuerzo y a la cena con el hambre justo, y no con la ansiedad que genera estar todo el día sin probar bocado haciendo hueco para el gran banquete. Esto es completamente contraproducente, ya que nuestro organismo entrará en modo ahorro al no saber cuándo volverá a comer. Por tanto gastará lo mínimo y, cuando volvamos a comer, nuestro metabolismo aprovechará todo lo que ingiramos para almacenarlo en forma de grasa por si acaso vuelve a pasar muchas horas sin comer. Si, además, esta comida es muy calórica, tenemos la fórmula perfecta para acumular kilos.

Otro aspecto a tener en cuenta es la ingesta de alcohol, que aporta calorías sin nutrientes, y las bebidas azucaradas, que abundan en esta época. Hacerlo con moderación es nuestro consejo, ya que sabemos que evitarlas completamente es difícil.

Participa

Volviendo al tiempo que puedes dedicar en estas fechas a tu entrenamiento, entendemos que pueda ser menor, pero no por eso inexistente. Lo que es muy importante es que tengas claro qué vas a hacer cada día, ya sea una clase dirigida, entrenamiento en sala fitness o en piscina. Es bueno que en estas fechas le des más importancia a la planificación, ya que seguramente tengas el tiempo limitado por la cantidad de eventos sociales a los que quieras acudir  o compromisos que debas atender.

Las clases dirigidas normalmente duran 50 minutos, por lo que si tienes claro a cúal quieres acudir, no perderás tiempo decidiendo. Planifícalo con la ayuda de los técnicos deportivos e intenta alternar clases aeróbicas con las de tonificación o cuerpo y mente. Al finalizar la semana podrás comprobar que has hecho un entrenamiento completo sin necesidad de pasar mucho tiempo en el centro deportivo. Quizá tengas en tu plan de entrenamiento realizar una clase y complementarla con sala fitness o piscina, o incluso realizar dos clases. Eso está muy bien para cuando tienes tiempo, pero ahora no debe ser excusa para ni siquiera ir. Mejor un entrenamiento corto e intenso que quedarnos en casa esperando que sea la hora de ir de cena, y encima con los turrones y polvorones mirándonos con cariño.

Desde los centros deportivos Inacua te animamos a que sigas con tus entrenamientos. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán, notando cómo mejoras tu condición física sin la sensación de empezar de cero en enero.  Y si habitualmente no entrenas y crees que lo mejor es esperar a pasadas las fiestas, también te animamos a comenzar en diciembre. Empezando poco a poco tu cuerpo se adaptará al ejercicio y no sentirás la necesidad de hacer grandes esfuerzos por la culpa que puede generar comer un poco de más. Además, podrás tachar de la lista un objetivo para 2018. Aprender idiomas y viajar más seguirán haciéndose compañía.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a lo indicado en la Política de Privacidad y Cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.

ACEPTAR
Aviso de cookies