¿Sabías que la obesidad se ha duplicado en nuestro país en las últimas dos décadas y que más de la mitad de sus habitantes tiene sobrepeso ? Los especialistas la califican ya como la gran plaga de nuestro siglo y es la culpable de un elevado gasto para la sanidad pública española, suponiendo ya un 7% del coste sanitario.

Los endocrinos alertan de la importancia de vigilar y controlar esta verdadera epidemia que puede afectar a nuestra calidad de vida, generar enfermedades graves o, incluso, alterar nuestra capacidad de reproducción. La obesidad y el sobrepeso pueden ser causa y consecuencia de patologías serias. Por eso, estos profesionales son de gran ayuda para perder el exceso de peso. Identifican, estudian y tratan las alteraciones que ocurren en las glándulas y en la segregación de las hormonas correspondientes, causantes de estos desarreglos.

ENFERMEDADES RELACIONADAS

Una de las enfermedades más serias que se está presentando con mayor regularidad en los últimos tiempos es la diabetes. Se origina cuando el hígado pierde la capacidad de sintetizar la glucosa de la sangre con la insulina que el cuerpo genera o porque, directamente, hemos dejado de generar insulina. En estos casos, además del endocrino, debe intervenir el dietista.

Problemas con el colesterol y los triglicéridos suelen presentarse en una gran parte de la población, pero con un poco de ejercicio y dieta adecuada pueden ser controlados bajo vigilancia médica.

Hay enfermedades causadas directamente por la obesidad, como la cardiomegalia, o crecimiento del corazón, que se produce debido a que nuestro órgano vital necesita aumentar de tamaño para mantener a una persona obesa. La esteatosis hepática, o hígado graso, es muy común en estas personas porque el exceso de grasa tiende a ocupar y cubrir nuestras vísceras.

Pueden aparecer hernias debido al debilitamiento de la pared abdominal, ya que los músculos no pueden contener el exceso de grasa. La apnea del sueño, por ejemplo, suele ser un padecimiento muy habitual debido al poco espacio que tienen los pulmones para oxigenar adecuadamente. Y la incontinencia urinaria tiene una mayor prevalencia entre las personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) alto, ya que la sobrecarga del suelo pélvico reduce el espacio de la vejiga.

Sin embargo, también hay gran cantidad de patologías que, si bien no son causadas directamente por la obesidad, sí se manifiestan o se agravan debido a ella. Sin ir más lejos, el infarto, provocado por la obstrucción de las arterias por la grasa acumulada; las varices, ya que el sobrepeso ejerce mayor presión en las venas; la embolia pulmonar, debida a la formación de coágulos que bloquean el suministro de sangre al pulmón; o la esterilidad, producida por la alteración que provoca el exceso de grasa en la calidad del esperma.

Cálculos biliares, algunos tipos de cáncer, insuficiencia renal, hipertensión y disfunción eréctil se suman a la larga lista de padecimientos relacionados con el exceso de peso.

DÍA MUNDIAL CONTRA LA OBESIDAD

Tal es la importancia del problema a nivel global, que el 12 de noviembre se ha instaurado como el Día Mundial Contra la Obesidad, una efeméride que tiene como objetivo informar y, sobre todo, sensibilizar a la población sobre la necesidad de adoptar medidas para prevenir y tratar el sobrepeso.

La receta es sencilla: alimentación equilibrada basada en la reducción de grasas saturadas, sal y azúcar, por un lado, y aumento del consumo de frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos, por otro.

Pero no basta con esto. Resulta fundamental realizar actividad física de forma regular. Esto quiere decir que debemos dedicar, al menos, 150 minutos semanales al ejercicio moderado, según recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

OBESIDAD INFANTIL

Lo más preocupante de todo es la altísima tasa de obesidad infantil. En España, el 12% de los niños sufre sobrepeso y el 14%, obesidad, lo que provoca que tengan más probabilidades de sufrir diabetes y enfermedades cardiovasculares desde pequeños. En su caso, además de la alimentación, practicar deporte es aún más necesario que en los adultos. La OMS recomienda que dediquen una hora diaria a la actividad física.

En Inacua nos tomamos muy en serio la salud de nuestros pequeños y, por ello, ponemos a su disposición actividades como Inacua Junior, Inacua Peques o el Club Mini Inacua.

Y no olvidemos que, como adultos, además de ser responsables de la salud de nuestros hijos, tenemos también el deber de cuidar de nosotros mismos como modelo para ellos. Así que cuidemos nuestra alimentación, hagamos ejercicio y mantengamos la obesidad a raya porque se trata de una enfermedad, no de un problema estético. Pero es que, además, tenemos el valor añadido de vernos bien ante el espejo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a lo indicado en la Política de Privacidad y Cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.

ACEPTAR
Aviso de cookies