Cómo medir tu cuerpo para conocer tu progreso | Inacua

Una duda que suele surgir cuando se va a empezar en el gimnasio o con una rutina deportiva es cómo se puede medir la evolución física.

Una duda que suele surgir cuando se va a empezar en el gimnasio o con una rutina deportiva es cómo se puede medir la evolución física. Existen muchos mitos y formas de hacerlo, pero la gran mayoría de ellas son incorrectas, por lo que hoy te explicaremos como hacerlo de forma correcta para saber tu verdadera evolución.

Qué debes tener en cuenta para saber si tu rutina de ejercicio está siendo efectiva

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que la báscula puede ser algo mentirosa y no contarte todo lo que debes saber. Tu peso en el día puede variar según el momento, por lo que cuando decidamos pesarnos es un factor a tener en cuenta. Te recomendamos pesarte cuando te levantes antes del desayuno para tener el estómago vacío.

 

También es importante tener en cuenta que el músculo pesa más que la grasa corporal. Por este motivo, algunas personas cuando comienzan a entrenar notan después de un tiempo una subida de peso.

 

Pero no todo es el peso. Nuestro cuerpo también puede cambiar su forma, por lo que es clave que lo midamos si queremos conocer cuáles han sido estos cambios. Antes de comenzar a medirnos, hay que tener en cuenta que no debemos medirnos después de entrenar, ya que nuestros músculos estarán más hinchados. Asimismo, no debemos medirnos por encima de la ropa ni ejerciendo presión contra la piel, ya que solo estaremos engañándonos a nosotros mismos.

 

En primer lugar, colócate en una postura relajada con los brazos estirados a ambos lados. Mide el contorno de tu abdomen relajado y sin meter barriga. Después, puedes medir por la parte más voluptuosa de los glúteos y, a continuación, por debajo de las nalgas. Levanta los brazos y colócalos en forma de V, como si trataras de sacar músculo. Esta es la postura indicada para medir el contorno de los bíceps. Aunque con esto sería suficiente, también puedes añadir otras medidas como el contorno de los muslos.

 

También puedes añadir una medición fotográfica mediante la realización de fotos cada mes para ver tu evolución corporal de una forma más visual. Recuerda que, si optas por esta opción, debes realizar las fotos con la menos ropa posible para poder ver tu propio cuerpo y hacerlas siempre en el mismo momento del mes.

 

Ahora ya sabes cómo medir tu cuerpo para ver tu progreso real, aunque te recomendamos acudir a un profesional de nutrición para que obtengas los datos más precisos posibles. Ya solo te queda aplicar estos consejos y empezar tu nueva rutina en Inacua con ganas y energía. ¡Nos vemos en tu centro más cercano!

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a nuestra política de cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.