Beneficios de la natación para embarazadas

Realizar natación al menos media hora diaria es un ejercicio maravilloso para las embarazadas.

El embarazo no es una excusa para hacer ejercicio. Mantenerse en forma y cuidarse es esencial en cualquier etapa de nuestra vida. Siempre que se tenga especial cuidado y se sigan las recomendaciones que se han indicado, realizar natación al menos media hora diaria es un ejercicio maravilloso para las embarazadas.

Y si temes por tu salud o sientes que no puedes llevar a cabo el ejercicio, un fantástico truco es hacer 10 minutos de ejercicio tres veces al día. De esta manera, no tendrás que realizar un sobreesfuerzo y estarás cumpliendo igualmente tus objetivos.

Por otro lado, tampoco es necesario realizar ejercicio a diario si estás en una fase avanzada del embarazo. Lo importante es mantenerse activa y realizar ejercicio como mínimo tres veces a la semana.

¿Qué beneficios puede aportarte la natación si estás embarazada?

Sin duda, la natación es uno de los deportes más completos que existen. Si estás embarazada, también puedes optar por realizar deportes que no impliquen riesgo de caídas ni golpes como el stretching, yoga o la gimnasia suave, que te ayudarán a tonificar y estirar los músculos y, además, te prepararán para facilitar el parto.

Sin embargo, actividades más intensas como el aeróbic, el levantamiento de pesas u otro tipo de maquinaria para hacer ejercicio están totalmente desaconsejadas durante los nueve meses de embarazo.

A continuación conocerás cuáles son los principales beneficios de hacer natación durante el embarazo:

  1. Perderás algo de peso y te sentirás más ligera a pesar del estado en el que te encuentras
  2. Mejorarás tu circulación
  3. Aumentarás y tonificarás el tono muscular de brazos, piernas y espalda
  4. Fortalecerás las articulaciones y ligamentos para evitar lesiones
  5. Tendrás más energía durante toda la jornada
  6. Dormirás mejor

Todos estos beneficios harán que los cambios físicos y psicológicos que vayas experimentando durante el embarazo no te causen un gran impacto y puedas sobrellevarlo de la mejor manera.

 

¿Qué estilo de natación te conviene más durante el embarazo?

Aunque la natación está recomendada durante el embarazo, es fundamental tener en cuenta algunos consejos para hacer más fácil el ejercicio. A continuación se detallan algunos consejos que deberías de seguir si estás embarazada.

Primer trimestre: cualquier estilo está recomendado

Durante los tres primeros meses de embarazo, podrás nadar en cualquier estilo durante al menos 30 minutos diarios.Además, hacer ejercicio por la mañana durante el embarazo es muy beneficioso, ya que evitarás náuseas a lo largo del día y te aportará una gran energía durante toda la jornada.

Segundo y tercer trimestre: el estilo dorsal y la braza serán los estilos más cómodos

A partir del segundo trimestre, nadar de espaldas será la mejor opción porque de esta manera no perjudicarás la circulación sanguínea del feto. Por otro lado, también es aconsejable la braza porque alarga los músculos del pecho y encoge los de la espalda; dos zonas que se desalinean especialmente durante el embarazo.

Además, es muy importante estar bien hidratada antes de nadar. Y si necesitas usar un tubo para respirar, úsalo, ya que de esta manera evitarás forzar el cuello para inhalar y exhalar el aire.

Por último, recuerda que antes de realizar cualquier actividad física durante los meses de embarazo, debes consultarlo con tu médico.

Si estás interesada en la natación para embarazadas, puedes consultar en nuestra web.

En Inacua podrás realizar natación en cualquiera de nuestros centros. Consulta cuál es tu centro cercano y anímate a hacer deporte con nosotros.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a nuestra política de cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.