La actividad física tiene un efecto preventivo en el desarrollo de muchas enfermedades, así que debemos dedicar un poco de nuestro tiempo si queremos llevar un estilo de vida saludable.

Son muchos los estudios que relacionan la salud de nuestro corazón y la de nuestra mente con la práctica deportiva.

Las personas que cuidan su alimentación, se mantienen mental y socialmente activas y practican ejercicio físico, tienen más posibilidades de vivir más años y disfrutar de una mayor calidad de vida.

La actividad física tiene un efecto preventivo en el desarrollo de muchas enfermedades, así que debemos dedicar un poco de nuestro tiempo si queremos llevar un estilo de vida saludable.

La práctica diaria de ejercicio físico aumenta el llamado buen colesterol, reduce los triglicéridos sanguíneos, reduce la obesidad, refuerza la musculatura y contribuye al bienestar general, ya que alivia el estrés y la tensión. A esto hay que añadir que el deporte incentiva a abandonar hábitos tóxicos, como el tabaco, bebidas y el consumo innecesario de ciertos medicamentos.

La actividad que escojamos debe estar adecuada a nuestra edad y estado físico. Si bien es cierto que existen prácticas deportivas especialmente indicadas que contribuyen a mejorar determinadas enfermedades:

  • Asma: El padecer una enfermedad alérgica no debe representar una barrera para la práctica del deporte. Una de las prácticas deportivas más recomendadas para mejorar el rendimiento físico en personas con asma es la natación. También una actividad como el BodyBalance al ser de bajo impacto y con movimientos controlados, ayuda a gestionar una respiración controlada mientras nos ejercitamos.
  • Depresión y cansancio: En general, los síntomas de depresión y ansiedad mejoran con cualquier práctica deportiva. El mejor deporte para combatir la ansiedad depende de cada persona según se sienta mejor practicando un deporte u otro. El running o la natación mejoran la circulación sanguínea. El yoga, por ejemplo, ayuda a controlar la respiración, ganar consciencia sobre el cuerpo. Lo realmente importante es practicar al menos 30 minutos de ejercicio por día entre tres y cinco veces por semana. Esto ayuda a mejorar de forma considerable los síntomas de depresión o de ansiedad.  El baile como el zumba da grandes resultados corporales positivos, pues funciona como un antidepresivo un natural a la vez que te da bienestar físico. El baile en conjunto con los movimientos aeróbicos, exige tener buena coordinación y esto conlleva a desechar las energía negativas que puedas tener.
  • Diabetes:  Los deportes o ejercicios que mayores beneficios aportan, son aquellos en los que se utiliza el metabolismo aeróbico o deportes de resistencia, como pueden ser el atletismo, la natación o el ciclismo. Los deportes de fuerza también se han mostrado eficaces a la hora de mantener la diabetes a raya, como el entrenamiento de pesas o entrenamientos de alta intensidad como Hiit (siempre controlado y bajo la supervisión de un especialista). Hay que recordar que una persona con diabetes puede participar en cualquier deporte tomando las precauciones necesarias como planificar el ejercicio, controlar periódicamente el índice de glucemia y siempre hacerlo bajo supervisión de un especialista.

Bailar pone en movimiento el corazón, los pulmones y el sistema circulatorio en general. Al tener bienestar cardíaco podrás reducir los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa en sangre por lo que también el zumba, sh’bam, aerobic, controlado también son prácticas beneficiosas para esta patología.

  • Osteoporosis Las personas con osteoporosis presentan un nivel de masa ósea reducida que sigue en disminución paulatinamente, provocando la debilidad del hueso, convirtiéndolo en frágil y susceptible a las fracturas. Cuando estas personas realizan una actividad física con frecuencia, acompañado de otros tratamientos, se comprueba que se reduce la pérdida de masa ósea, y mejora a nivel neuromuscular la coordinación, el equilibrio y los reflejos ante el riesgo de caídas. Lo recomendable son actividades aeróbicas como nadar, montar en bici y de fuerza, teniendo muy en cuenta siempre las condiciones de cada persona.

En este apartado podríamos hablar también de los dolores de espalda y las malas posturas adoptadas por las prisas diarias y el estrés. Actividades como el BodyPump o el BodyBalance nos ayudan a fortalecer la musculatura, evitando los indeseados dolores y mejorar la postura.

  • Problemas cardiacos e hipertensión. En el caso de las personas con hipertensión, que no sufran insuficiencia cardíaca, lo ideal es que realicen ejercicios de esfuerzo moderado, como andar a buen ritmo, de tres a cinco días a la semana y en intervalos de media hora a una hora y  En nuestros centros te proponemos un montón de actividades al aire libre para que no te cueste nada salir de senderismo con nuestro club outdoor. Los fines de semanas no son lo mismo con nuestros socios y compañeros de Inacua.
  • Cáncer: Recientes estudios de la relación entre la actividad física y cáncer han demostrado que mayor actividad física en tiempo libre estaba asociada con un riesgo menor de padecer 13 tipos diferentes de cáncer. Con el deporte podemos reducir la grasa corporal y la concentración de ciertas hormonas que pueden incentivar la aparición de un cáncer. No olvidemos que la obesidad es una de las causas más conocidas de la enfermedad.

El ejercicio mejora el funcionamiento del aparato digestivo, por lo cual puede reducir el riesgo de sufrir cáncer de colon. Los trabajos de tonificación y los ejercicios cardiovasculares pueden prevenir el cáncer de pulmón o el de mama.

No sólo está comprobado que el deporte previene muchas de las enfermedades que padecemos hoy en día, sino que también puede reducir sus efectos y ayudarnos a tener mayor calidad de vida si ya las padecemos.

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a nuestra política de cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.