¿El pilates para embarazadas es una buena opción? | Inacua

Además de ser beneficioso para la gestación, el pilates también ayuda a un mejor parto y posparto.

El ejercicio es una práctica que no debe faltarnos nunca en nuestra rutina, siempre y cuando podamos realizarlo sin ningún riesgo y siguiendo las indicaciones de los expertos según nuestro estado de salud.

Es muy frecuente que durante el embarazo nos preguntemos qué actividades son las más idóneas. Practicar pilates es, sin ninguna duda, una de las actividades más indicadas para esta etapa de la vida.

En este artículo te vamos a explicar por qué deberías practicar pilates para embarazadas durante estos nueve meses y cuáles son los principales beneficios, tanto para la madre como para el bebé.

Los 5 beneficios de practicar pilates durante el embarazo

Durante el embarazo se producen muchos cambios indeseados, como el aumento de peso, los desajustes hormonales o los dolores de espalda. Si practicamos pilates durante el embarazo, todos estos cambios serán más llevaderos y podremos aliviarlos e, incluso, prevenirlos.

Además de ser beneficioso para la gestación, el pilates también ayuda a un mejor parto y posparto. He aquí los beneficios más importantes del pilates para embarazadas:

Disminuye el dolor de espalda

La actividad física ayuda en general a que nuestra espalda esté fuerte. En el caso del pilates, realizar diferentes ejercicios en la postura de cuadrupedia ayuda a aliviar los posibles dolores de espalda que se pueden sufrir durante el embarazo.

Fortalece la pared abdominal y el suelo pélvico

El pilates fortalece la pared abdominal y el suelo pélvico, lo que ayudará a tener un mejor parto con menos dolor y menor duración. Además, también se evitarán las posibles pérdidas de orina que pueden presentarse durante el embarazo, ya que la vejiga y el útero estarán más firmes.

Ayuda a mantener una buena circulación

Durante el embarazo, es posible que la circulación de la sangre no sea tan buena como de costumbre. Gracias al pilates, la circulación de la sangre mejorará considerablemente porque las cadenas musculares se fortalecerán y los músculos se harán más flexibles.

Aumenta el tono muscular y la capacidad respiratoria

El pilates también aumenta el tono muscular, lo que les vendrá de perlas a las futuras mamás para realizar tareas después del parto como la lactancia, sujetar al bebé o llevar el carrito, entre muchas otras.

Por otro lado, el aumento de la capacidad respiratoria es muy importante para el momento del parto, ya que se tendrá mayor control de la respiración durante el parto.

Sube la autoestima

Cuando nos decidimos a hacer ejercicio, no solo lo hacemos por sentirnos bien físicamente, sino que la parte psicológica es igual o incluso más importante. Hacer pilates o cualquier otro ejercicio ayuda a estar bien emocionalmente, además de mejorar la autoestima y la confianza.

Teniendo en cuenta todos estos beneficios, podemos afirmar que el pilates es una de las mejores actividades durante el embarazo. Si además del pilates, te gusta nadar, la natación para embarazadas también es una actividad muy recomendada durante esta etapa.

Si estás embarazada y estás pensando retomar el ejercicio, o simplemente no quieres abandonarlo, el pilates para embarazadas en Inacua puede ser una buena opción.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a nuestra política de cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.