Desde Inacua te queremos ayudar y vamos a darte las claves para que conozcas todo lo que necesitas para marcar pautas a tus objetivos y establecer tus propios estándares de exigencia diarios.

2020 llega a su fin y podemos estar seguros de que este año no va a dejar indiferente a nadie. Los propósitos y las promesas que nos planteamos cada 31 de diciembre este año no han podido llevarse a cabo, pero estamos seguro de que todos hemos aprendido a valorar las pequeñas cosas y sobre todo ha cambiado nuestra forma de enfocarlas.

 

2021 tiene que ser el año.

Durante estos meses seguro que en algún momento te has parado a pensar en los cambios que quieres afrontar en tu día a día y es muy probable que tu estilo de vida sea uno de ellos. No sólo hablamos de que te hayas planteado hacer deporte, ya que seguro que, aún siendo usuario habitual, te quieras marcar nuevos objetivos y metas para seguir prosperando.

 

Desde Inacua te queremos ayudar y vamos a darte las claves para que conozcas todo lo que necesitas para marcar pautas a tus objetivos y establecer tus propios estándares de exigencia diarios.

 

Este punto puede resultar una obviedad, pero lo cierto es que mucha gente se plantea metas demasiado grandes, a las que son incapaces de llegar. Por este motivo es muy importante aplicarse una filosofía SMART.

Este método te ayuda a focalizarte mejor en tus metas y propósitos, pero, además, puedes hacerlo extensible a otros campos. Estamos seguros, de que llegados a este punto os estaréis preguntando ¿Qué es el método SMART?

 

Quieres saber qué es el método SMART

 

Esta fórmula se basa en dividir tu propósito -por muy grande que parezca- en pequeños objetivos, que sean mucho más fáciles de alcanzar.

 

Para esto es importante saber qué es lo que queremos alcanzar, analizar el proyecto y una vez hecho este trabajo, descomponerlo en mini proyectos que desarrollas en tu día a día.  Gracias a esta forma de actuar, podemos elaborar planes de acción para cada pequeña acción y al tratarse de tareas más controlables, podemos corregir cualquier desviación que se genere.

 

En definitiva, esta fórmula se resume en objetivos específicos (S), que sean concretos, para poder medirlos (M). Esto permitirá conocer el grado de consecución y por último tienen que ser alcanzables (A) y, por tanto, realistas (R). Además, deben ser temporizados en el tiempo (T).

 

Esta nueva filosofía va a orientada a ayudarte a conseguir cualquier cosa que te propongas en el entrenamiento o con tu estilo de vida. Marca tu objetivo y trabaja durante todo el 2021 para ser la mejor versión de ti mismo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a nuestra política de cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.