Inacua con el día Mundial de la Bicicleta | Centros deportivos Inacua
Día Mundial de la Bicicleta

La bicicleta resulta un aliado perfecto para empezar a tener una toma de contacto con el mundo deportivo. Te permite montar para pasear o quedar con amigos para hacerlo juntos y darle un carácter más distendido, asemejándose a una práctica de ocio.

Son días para echar de menos, una nueva semana en casa y no solo nos acordamos de los familiares con los que no podemos estar, sino que, además, también lo hacemos de nuestras rutinas -Porque sí, a todos nos está viniendo esto largo- y quizás muchos se pensaban que no se acordarían de su día a día: el hecho de ir a trabajar, coger el transporte público, ir al gimnasio…

Os podemos asegurar que hasta los más remolones se han dado cuenta de la importancia que tenía el deporte en su día a día y esta va a ser la última vez que se separen tanto de él.

Sin embargo, es imposible acordarse de los deportistas y no sentir tristeza.

En muchos casos, la falta de espacio y equipo se contrarresta con una creatividad inmensa que mitiga las limitaciones, pero en otros casos -por desgracia- no puede ser así y hay un innombrable número de personas que no pueden desarrollar sus entrenamientos a pleno rendimiento.

No solo hablamos de deportistas de primer nivel, también nos acordamos de aquellos aficionados que emprenden su trayecto al gimnasio cada día para poder disfrutar del hobby que les apasiona, pero dentro de este grupo hay uno que merece mención especial: la bicicleta y el ciclismo.

Los aficionados al mundo del pedal tienen un problema añadido, ya que, el hecho de estar en casa supone una pérdida de disfrute con las pedaleadas porque algo liberador y que te permite conectar con el entorno que te rodea, se vuelve monótono.
Bien, es cierto que en estos días las redes se han inundado de Tourmalets por los salones, rutas de paseo por cada habitación del hogar e incluso, las terrazas y balcones han simulado a la plataforma donde se coloca la bicicleta del monitor en las clases de spinning del gimnasio.

Lo que esta crisis nos ha dejado claro a todos es que vamos a valorar mucho más cada ápice de lo que tenemos y que no le damos el suficiente peso porque lo consideramos como una rutina más.

Pero otra cosa, igual tu que estás leyendo esto no te has aficionado todavía a la bicicleta y quizás sea un buen momento para hablarte de sus beneficios para que te sumes al club del pedal y tengas una meta nueva para cuando acabe el confinamiento.
Si empezamos como un planteamiento básico, la bicicleta resulta un aliado perfecto para empezar a tener una toma de contacto con el mundo deportivo. Te permite montar para pasear o quedar con amigos para hacerlo juntos y darle un carácter más distendido, asemejándose a una práctica de ocio.

Por otro lado, se puede convertir en un medio de transporte limpio y respetuoso con el medioambiente a la par que saludable con nosotros. No obstante, no es la única opción que tenemos, una buena alternativa son las rutas de montaña o interurbanas, que además de disfrutar de una exigencia a nivel físico, te permite descubrir otros pueblos y ciudades que quizás, de otra forma no conocerías.

Además -por qué no decirlo- es un deporte que nos va permitir ahorrar, ya que no vamos a consumir en desplazamientos si la utilizamos para ir de un lugar a otro.

Hablar de deporte es hacerlo de salud y, por tanto, salir de casa o dar unas pedaladas dentro de la misma tiene un gran efecto sobre nuestro estado físico, mejorando nuestra condición física y mental.

Algunos de los beneficios más destacados de este entrenamiento aeróbico son la mejora del sistema cardiovascular, la pérdida de peso y el fortalecimiento de la musculatura de las piernas.

Ayudando también a reducir el estrés y disminuyendo el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

Es importante para esto controlar la intensidad del ejercicio según la condición física de cada uno, subiendo el nivel poco a poco, e intentando siempre utilizar un pulsómetro que nos indique las pulsaciones y las zonas de trabajo recomendadas.

Algo que la bicicleta nos deja claro a todos es que no importa si nunca has montado o si lo hiciste y dejaste de subirte en ella por x motivos. Lo verdaderamente relevante es su contribución a un estado físico óptimo, además de mejorar determinadas zonas que con el paso del tiempo se vuelven más vulnerables, reduciendo de esta forma el índice de riesgo.

No esperes más, súbete a la bicicleta y disfruta.

Cuando acabemos el confinamiento puedes acudir a nuestros gimnasios. Estaremos esperándote con los brazos abiertos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a nuestra política de cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.