¿Por qué es bueno para tu salud acudir al spa en invierno? | Inacua

El invierno es una época en la que muchas personas pueden sufrir estrés, ansiedad, tristeza o depresión debido a las bajas temperaturas. Acudir al spa puede ayudarnos a buscar ese punto de desconexión total que estamos buscando.

Cuando llega el invierno, a mucha gente no le apetece salir de casa. Sin embargo, hay un lugar muy beneficioso para tu salud en el que además podrás relajarte y entrar en calor rápidamente: el spa. Este lugar, desconocido para muchos en su gimnasio, te dará la tranquilidad y el bienestar que necesitas en esos días invernales y mejorará tu calidad de vida.

Los 5 beneficios de acudir al spa

Cuando hablamos de acudir al spa en invierno, no nos estamos refiriendo a que en verano esté desaconsejado ni muchísimo menos, pero sí que es cierto que en invierno solemos tener más estrés por el día a día y las bajas temperaturas, y es en esta estación cuando más podemos beneficiarnos de una buena sesión de spa.

¿Quieres saber qué tan beneficioso es para tu salud física y mental acudir al spa después de hacer ejercicio? ¡Enseguida te lo contamos!

1. Alivia ciertos dolores y patologías

Acudir a un spa ayuda a mitigar dolores musculares y de las articulaciones y alivia los dolores de espalda. Además, previene el insomnio, reduce el cansancio, activa la circulación sanguínea, mejora los sistemas inmunológico, respiratorio, nervioso y digestivo; acelera el metabolismo, aumenta la flexibilidad de los músculos, ayuda a curar contracturas y es beneficioso para enfermedades musculoesqueléticas como la artrosis o el reuma.

2. Nos ayuda a relajarnos

Las propiedades del agua son terapéuticas y nos ayuda a relajarnos tanto a nivel corporal como mental. El invierno es una época en la que muchas personas pueden sufrir estrés, ansiedad, tristeza o depresión debido a las bajas temperaturas y a que los días son más cortos, aunque por supuesto esto no afecta a todo el mundo por igual. Acudir al spa puede ayudarnos a buscar ese punto de desconexión total que estamos buscando.

3. Mejora el estado de ánimo

Si sientes que el invierno te agota y no tienes ganas de hacer casi nada, el spa te puede recargar las pilas y aportarte la energía corporal y mental que necesitas para afrontar el día a día. 

4. Elimina toxinas

El spa ayuda al organismo a limpiarse en todos los sentidos, es decir, tanto externa como internamente. Gracias a la sauna, el baño turco, el jacuzzi o las camas de hidromasaje, se pueden eliminar muchas toxinas, que de otra manera, sería mucho más difícil de eliminar.

5. Mejora la piel

Hasta ahora hemos mencionado beneficios que a simple vista no se aprecian, pero la buena noticia es que el spa también aporta beneficios estéticos que podrás notar en no demasiado tiempo. ¿Te suena eso de tener la piel agrietada y reseca cuando llega el frío? El spa es la solución perfecta para mantener la piel hidratada, nutrida y tersa en los días de frío y mantenerla con un aspecto saludable.

 

Si hasta ahora solo habías acudido a tu centro Inacua para hacer ejercicio, recuerda terminar el ejercicio algunos días a la semana en nuestro spa. ¡Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán!

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a nuestra política de cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.