Qué es el GAP y por qué se considera un ejercicio tan completo | Inacua

La gran ventaja de este entrenamiento es que es modulable, es decir, se puede adaptar a distintos niveles físicos modificando la forma de practicar los ejercicios y el número de repeticiones, por lo que podrán practicarlo personas de edades muy diversas.

Seguramente has escuchado hablar del GAP, pero no sepas en qué consiste este nuevo tipo de entrenamiento del que todo el mundo habla. Lo primero que tienes que saber es que GAP son las siglas de glúteos, abdomen y piernas. Esto se debe a que este tipo de entrenamiento consiste en clases dirigidas por un monitor en las que se realizan ejercicios para tonificar y perder grasa de estas partes del cuerpo.

La gran ventaja de este entrenamiento es que es modulable, es decir, se puede adaptar a distintos niveles físicos modificando la forma de practicar los ejercicios y el número de repeticiones, por lo que podrán practicarlo personas de edades muy diversas.

¿Cuáles son los beneficios del GAP?

El GAP ha cobrado bastante popularidad y no es para menos. Cuenta con una gran cantidad de beneficios que te contamos a continuación:

1. Ayuda a tonificar y definir

Este entrenamiento ayuda a tonificar y definir todo nuestro cuerpo en general. Por tanto, conseguiremos eliminar grasa de nuestro cuerpo, siendo especialmente notorio el resultado en glúteos, abdominales y piernas.

2. Fortalece el suelo pélvico

Esto es especialmente beneficioso para mujeres que hayan sido madres o que empiezan a experimentar los primeros síntomas de la menopausia, ya que al trabajar la musculatura del suelo pélvico se reducen los problemas de incontinencia.

3. Mejora la postura corporal

Los abdominales pertenecen al conjunto de músculos denominados como core, que significa centro o núcleo. Mantener una postura corporal correcta requiere un esfuerzo, por lo que fortalecer estos músculos ayuda en esta tarea y, por consiguiente, también ayuda a reducir dolores de espalda derivados de una mala postura.

4. Reduce la celulitis

La celulitis suele aparecer en torno a los glúteos y muslos y afecta a una gran parte de la población. El entrenamiento GAP mejora la circulación sanguínea, además de fortalecer dichas zonas, resultando en una notable reducción de este problema estético.

5. Nos ayuda a mejorar en otros deportes

El entrenamiento GAP ayuda a fortalecer el tren inferior y los abdominales, músculos que juegan una parte importante en una gran cantidad de deportes. Al entrenarlos, también mejoraremos en actividades como el ciclismo, carrera, natación, etc.

6. Libera tensión derivada del estrés

Como ocurre con otros muchos deportes, practicar GAP permite dejar de lado el estrés acumulado y nos ayuda a relajarnos y liberarnos gracias a las diferentes hormonas que segrega nuestro cerebro, por lo que también resulta ideal para nuestro estado de ánimo.

7. Fortalece los glúteos, abdominales y piernas

Como era de esperar, nuestros glúteos, abdominales y piernas se ven muchísimo más fortalecidos, ya que es el objetivo principal de este tipo de entrenamiento.

Como ves, el entrenamiento GAP aporta grandes beneficios para ti y tu salud física, permitiendo que personas con estados físicos y experiencia deportivas distintas puedan disfrutar de él. Si te has quedado con ganas de probar en persona una clase de GAP, puedes acudir a tu centro Inacua más cercano y preguntar por la disponibilidad de esta, pero te lo advertimos, ¡son adictivas!

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para posibilitar, personalizar y analizar la navegación, mejorando la calidad de los servicios. Si continua navegando, acepta su uso conforme a nuestra política de cookies. Puede cambiar sus preferencias en su navegador.